COMERCIO ELECTRÓNICO: NUEVA NORMATIVA DE IVA

 

Tras la entrada en vigor de la Directiva 2008/8/CE del Consejo, a partir del 1 de enero de 2015 se genera un importante cambio para empresas, autónomos o profesionales que venden o prestan servicios de telecomunicaciones, radiodifusión, televisión o servicios prestados por vía electrónica (servicios llamados “TRE”) a clientes particulares y que residen en otros países de la Unión Europea distintos del país de origen.

Este cambio consiste en que a partir del 1 de enero de 2015, los servicios de este tipo que se presten a clientes particulares, que no tienen condición de empresarios o profesionales, se consideran realizados en el Estado miembro en donde éstas estén domiciliadas o residan habitualmente teniendo las siguientes implicaciones:

  • Las ventas producidas de estos servicios se gravarán con el IVA del país de destino.
  • El vendedor o prestador de tales servicios debe declarar e ingresar a cada país miembro de la Unión Europea donde efectúe la venta o preste el servicio el IVA cobrado a los consumidores que residen en él.

Para facilitar los trámites a la hora de hacer el ingreso del IVA a cada país, la Agencia Tributaria ha introducido el régimen de la Mini Ventanilla Única o “Mini One-Stop Shop” (MOSS) que permitirá, a los empresarios establecidos en la Comunidad que opten por ello, identificarse en un único Estado miembro donde presentar sus correspondientes declaraciones de IVA por los servicios prestados a los particulares en otros Estados miembros distintos a aquel en el que estén establecidos.

  • Operaciones Incluidas en el Régimen Especial de los TRE

Sólo están incluidas las ventas de servicios electrónicos a consumidores particulares en otros estados miembros de la UE en el que la empresa no tenga su sede o un establecimiento permanente.

  • Operaciones no incluidas en el Régimen Especial de los TRE

No están incluidas ni se declaran en este régimen las siguientes operaciones:

  • Las ventas de estos servicios a clientes del propio país.
  • Las ventas de estos servicios a clientes de otros países miembros que sean profesionales o empresas.
  • Las ventas de estos servicios a clientes de otros países del resto del mundo.
  • Las ventas de estos servicios a clientes de las Islas Canarias, Ceuta y Melilla, Puesto que no se consideran parte del territorio de aplicación del IVA (TAI).

¿Qué se entiende por servicios electrónicos?

Los servicios prestados por vía electrónica abarcarán los servicios prestados a través de Internet o de una red electrónica que, por su naturaleza, estén básicamente automatizados y requieran una intervención humana mínima, y que no tengan viabilidad al margen de la tecnología de la información, entre otros:

  • Alojamiento de sitios y páginas Web.
    · El mantenimiento a distancia de programas y equipos.
    · Acceso o descarga de programas y su actualización.
    · El suministro de imágenes, texto, información y la puesta a disposición de bases de datos.
    · El acceso o descarga de música, películas, juegos, incluidos los de azar o de dinero, revistas y periódicos en línea, contenido digitalizado de libros y otras publicaciones electrónicas.
    · Enseñanza a distancia automatizada que dependa de Internet para funcionar y que no necesite, o apenas necesite, de intervención humana.
    · Los paquetes de servicios de Internet relacionados con la información y en los que el componente de telecomunicaciones sea una parte secundaria y subordinada (paquetes de servicios que vayan más allá del simple acceso a Internet y que incluyan otros elementos como páginas de contenido con vínculos a noticias, información meteorológica o turística, espacios de juego, albergue de sitios, acceso a debates en línea, etc.).

El hecho de que el prestador de un servicio y su destinatario se comuniquen por correo electrónico no implicará, por sí mismo, que el servicio tenga la consideración de servicio prestado por vía electrónica, de esta forma los servicios electrónicos no abarcarán entre otros:

  •  Las mercancías cuyo pedido o tramitación se efectúe por vía electrónica.
    · Los servicios de profesionales, tales como abogados y consultores financieros, que asesoren a sus clientes por correo electrónico.
    · Los servicios de enseñanza en los que el contenido del curso sea impartido por un profesor por Internet o a través de una red electrónica.
    · Los servicios de ayuda telefónica.

¿Quién deberá ingresar el IVA de tales servicios?

       Siempre que el destinatario del servicio sea un cliente particular y se encuentre establecido en otro Estado miembro distinto al Estado donde quien presta el servicio tiene la sede de su actividad, el obligado al ingreso del IVA será éste último. Si, en caso contrario, el destinatario del servicio es una empresa o una persona que actúa mediante condición de empresario o profesional, será el cliente quien ingresará el impuesto a través del mecanismo de inversión del sujeto pasivo.

    Para considerar que un cliente, establecido en la Comunidad, tiene la condición de empresario, éste debe comunicar su NIF-IVA.

 

Ejemplos

Ejemplo 1.1 Un servicio de descarga de un programa informático por Internet se presta y se paga en 2014. El devengo se produce antes del 1 de enero de 2015, por lo que el IVA se exigirá en el Estado miembro del prestador.

Ejemplo 1.2 El mismo servicio de descarga por Internet se presta y se paga en 2015. Como el devengo se produce después del  1 de enero de 2015 el IVA se exigirá en el Estado miembro del consumidor final.

Ejemplo 1.3 Si el servicio de descarga de un programa informático por Internet se realiza mediante dos pagos anticipados (un 30% del precio antes del  1 de enero de 2015 y 50% después del 31 de diciembre de 2014) y el 20% restante cuando el servicio concluye se produce lo siguiente: En 2014 se produce el devengo del IVA correspondiente al primer anticipo del 30%, siendo exigible en el Estado miembro del prestador. En 2015 se produce el devengo del IVA correspondiente al segundo anticipo (50% del precio) y la cantidad restante cuando la prestación del servicio se completa, siendo exigible en el Estado miembro del consumidor final.

Ejemplo 2.1 La suscripción a una página web cuyo periodo expira antes del 1 de enero de 2015 y el pago se exige cuando concluye el mismo el devengo se produce cuando el pago resulte exigible, antes del 1 de enero de 2015, por lo que el servicio se localiza en el Estado miembro del prestador.

Ejemplo 2.2 Un servicio de suscripción de una página web cuyo periodo expira después del 1 de enero de 2015, habiéndose iniciado en 2014. Existen tres escenarios posibles:

  1.  El pago se realiza a la expiración del período. En este caso, el devengo se produce con la exigibilidad del pago, después del 1 de enero de 2015, por lo que el IVA se exige en el Estado miembro del consumidor final.
    2.  El pago del importe total se realiza por anticipado en el 2014. En este caso, ya que el devengo se produce antes del 1 de enero 2015, el IVA será exigible en el Estado miembro del prestador.
    3.    Se realiza un pago anticipado antes del 1 de enero de 2015. Una vez que el plazo expira, el consumidor final paga el precio restante del suministro. En este caso, el IVA correspondiente al anticipo se exige en el Estado miembro del prestador, en el momento en que el pago se efectúa. El IVA sobre el importe restante es exigible en el Estado miembro del consumidor final en el momento en que el plazo expira.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies